Casablanca, la ciudad más grande de Marruecos, es un destino ideal para descubrir la auténtica cocina marroquí. Encontrará numerosos puestos de comida callejera que ofrecen platos tradicionales como tagines, cuscús y kebabs.

He aquí algunos ejemplos de barrios de Casablanca donde podrá encontrar comida auténtica:

Barrio de Habous: este barrio es famoso por sus numerosos puestos de frutas y verduras, así como por sus vendedores de té y miel. También encontrará muchos restaurantes de comida tradicional marroquí.

Mercado Central: este mercado cubierto es un lugar estupendo para degustar comida callejera, como brochetas de carne y tortitas de cebolla. También hay muchos puestos que venden productos frescos como frutas y verduras, especias y hierbas.

Mercado de pescado: situado cerca del puerto, este mercado es famoso por sus puestos de pescado fresco y marisco. Se pueden degustar platos como sardinas a la plancha y calamares fritos.

Hay muchas otras zonas de Casablanca donde descubrir comida auténtica, como el barrio de Derb Ghallef o el de Habous. No dude en preguntar a los lugareños o a los profesionales del turismo por los mejores lugares para comer en Casablanca.